hi Vaporizador Vapbong Bolsillo - Comparador de precios
Rango de precios
Choose seller
Vaporizador Vapbong Bolsillo

Vaporizador Vapbong Bolsillo

36 €
  • 0/5
  • 0 votos
  • 0
  • 4 ofertas

Vaporizador de bolsillo para el consumo limpio de sustancias aromáticas y/o activas de plantas. Camuflado y protegido por un rotulador hueco, dispone de un sistema de enfriamiento del aire. Requiere de un mechero tipo soplete para disfrutarlo al 100%. Un VAPBONG....

Comprar Vaporizador Vapbong Bolsillo

The Green Garden11
0/0
36 € Comprar
Growshoplamata11
0/0
36 € Comprar
Revolution Grow11
0/0
36 € Comprar
Piensa en Verde11
0/0
49 € Comprar

Descripcion completa

Vaporizador de bolsillo para el consumo limpio de sustancias aromáticas y/o activas de plantas. Camuflado y protegido por un rotulador hueco, dispone de un sistema de enfriamiento del aire. Requiere de un mechero tipo soplete para disfrutarlo al 100%. Un VAPBONG es… Sano y agradable.

El Vapbong es capaz de crear una corriente de aire caliente que saca las sustancias de distintas plantas y permite su inhalación sin las sustancias nocivas que resultarían de una combustión previa. Los vapores producidos no irritan ni los pulmones ni lo demás, dado que el vapor no produce malos olores como el humo y encima se evapora en seguida.

Máxima Calidad - en el proceso de vaporización igual que en la fabricación!

La construcción única y patentada del aparato garantiza el enfriamiento de los vapores antes de que entren en la boca. Vidrio de laboratorio (Borosilicato 3.3), silicona de alta calidad y filtros de latón procuran una larga vida útil, limpieza fácil y higiene. La mayor parte de un Vapbong está hecha a mano y cada inhalador está sujeto a un control de calidad y perfecta fabricación antes de salir a la venta.¡Práctico, fácil y muy, muy rápido!

El Vapbong tiene un tamaño reducido y muy confortable y su adquisición no supone un gasto elevado. Ni siquiera aparatos de este tipo (los llamados ‘Vapourizer’ o ‘Vaporizadores’), que cuestan bastante más y son más grandes, alcanzan mejores resultados. Encima queda protegido contra daños y preguntas molestas por un estuche con un diseño tipo rotulador.

El Vapbong sirve para el consumo limpio - sin sustancias nocivas ni olores - de las sustancias aromáticas y/o activas de plantas. La inhalación de vapor constituye una alternativa a la inhalación del humo resultante de la combustión de una planta. La vaporización funciona con una corriente de aire caliente que se lleva las sustancias de la planta sin quemarla. El vapor se inhala pero no contiene subproductos nocivos como los que resultan de una combustión tradicional. La planta se aprovecha mucho más que cuando se fuma y la compra se amortiza rápido.

Aunque la vaporización se realiza muy cerca de la boca, no existe peligro de quemaduras. El sistema de enfriamiento único y patentado del Vapbong posibilita la inhalación directa de la mezcla entre vapor y aire sin tener que ‘almacenarla’ en la boca. Puede llevar el aparato en el bolsillo y usarlo siempre y dónde quiera. El estuche tipo rotulador especialmente adaptado protege el vaporizador contra daños y preguntas molestas:

1,2) Elegir una planta adecuada y dejar que se seque bien. Se recomienda el uso de Eucalipto (Eucalyptus globulus Labill) o Salvia (Salvia oficinalis). Estas plantas se pueden comprar en la farmacia. El aparato también se puede usar con tabaco y sirve para desengancharse de la adicción al humo.

3) Triturar al máximo la planta,porque así se aumenta la superficie La trituración de la planta determina la calidad del proceso de vaporización. Si la planta está en su punto, puede hacerse polvo con la presión de los dedos.

4) Abrir el estuche girando y tirando del tapón de goma.

5) Sacar el Vapbong del estuche con cuidado.

6) Ahora tirar del tubo de cristal y sacarlo del empalme de goma.

7) Quitar el filtro exterior del tubo de cristal interior. El espacio para la carga se encuentra en el tubo de cristal interior entre el filtro interior y el filtro exterior.

8) Llenar el espacio para la carga con la planta seca y triturada, procurando no prensar demasiado. ¡Aunque no lo parezca, la cantidad cunde mucho!

9, 10) Juntar de nuevo el filtro exterior con el tubo de cristal interior y el tubo de cristal exterior con el empalme de goma. Procurar que el espacio para la carga se encuentre en el fondo del tubo de cristal exterior. En caso contrario ajustarlo cambiando la posición del empalme de goma. El filtro exterior no debería alejarse más de 5mm del fondo del tubo de cristal exterior para no alargar el proceso de calentamiento.

11) Primero hay que precalentar el espacio de la carga unos 10 segundos, tocando el Vapbong debajo del empalme de goma y torciendolo un poquito. ¡No tapar los agujeros dónde entra el aire! Siempre que no se toque el aparato demasiado cerca del espacio para la carga, no hay peligro de quemarse. Se puede usar un mechero normal o un mechero tipo jet-flame como los ‘Mecheros Vapbong’ (marca ‘Picoflam’, comprobado uno por uno antes de salir a la venta). ¡Usando un mechero normal, hay que meter el extremo del tubo de cristal en la parte azul de la llama, porque así no se ensucia el cristal con hollín! Cuanto más fuerte lallama, menos tiempo dura la fase de precalentamiento. ¡VÉASE EL PUNTO 12B SOBRE ‘MECHEROS VAPBONG’!

12a) (MECHERO NORMAL) Después del precalentamineto apretar los labios alrededor de la boquilla y mantener el aparato en un ángulo de 45 grados. Ahora calentar e inhalar fuerte a la vez, como si el Vapbong fuera una botella de oxígeno(!). Se nota una pequeña resistencia. La entrada de vapor empieza y su sabor se va notando cada vez más conforme va subiendo la temperatura. Para que la planta no se queme, es importante quitar la llama cuando se note claramente el sabor del vapor.

12b) (MECHERO VAPBONG) Este procedimiento más discreto, sin hollín y ventajoso por lo general se aconseja cuando se usa un mechero tipo ‘jetflame’: Se puede inhalar (como se explica en 12a) y calentar por separado. El vapor después de la primera inhalación aún no es visible, pero se percibe un sabor fuerte de la planta. Repetir los pasos 11 y 12b hasta que el vapor sea visible: Ahora el Vapbong ha alcanzado su temperatura ideal. ¡OJO: Procure no quemarse con el extremo caliente!

13) La mezcla entre aire y vapor es visible cuando se espira.

14) Cuanto más cerca se está de la temperatura de combustión, más se nota el vapor visualmente. Cuando eso ocurre, el Vapbong permite una segunda inhalación justo después de la primera sin tener que calentar el aparato de nuevo. Normalmente los pasos 11 - 14 se pueden repetir tres o cuatro veces, o sea, los pulmones se pueden llenar hasta ocho veces. Los intervalos valen para el interior. Temperaturas bajas o viento pueden prolongarlos. De lo contrario llamas muy fuertes pueden acortarlos. Es preferible tener que repetir el calentamiento que pasarse y prender fuego a la carga. Según el sabor y el calor de la planta se sabe cuando la vaporización ha terminado. Al final la planta adquiere un color marrón, sabe ligeramente amarga, parece tostada y queda completamente deshidratada- pero no está quemada! La manera más fácil de sacar los restos, es quitar el filtro exterior y darle golpecitos al espacio para la carga.

¡OJO: Dejar enfriar el aparato paulatinamente, si el cristal caliente se enfria bruscamente (p.e. con agua), se puede romper!

El Vapong permite el uso como pipa, sobrecalentando o quemando la carga a propósito. La combustión es lenta y el humo entra en la boca de manera enfriada y enriquecido con aire. ¡Ojo: la combustión ensucia el aparato (y los pulmones) muchísimo más que la vaporización!!

LIMPIEZA

Vaporizando se acumula una capita de resina en el tubo de cristal interior y en el filtro interior. Si el tubo de cristal exterior no se calienta con la parte azul de la llama, (usando un mechero normal) se puede acumular hollín en la zona del calentamiento. El resto de las piezas apenas se ensucia. Se tarda unos cinco minutos en limpiar el Vapbong. Usándolo a menudo se recomienda hacerlo una vez a la semana, siempre que no se use como pipa. Para limpiarlo hay que desmontarlo primero.

A) Sacar la boquilla del empalme de goma; luego quitar el propio empalme del tubo de cristal interior.

B) Ahora sacar el filtro interior del tubo de cristal interior. Esto se consigue pasando un trozo de alambre (¡por ejemplo un clip abierto!) por la salida del tubo interior hasta alcanzar el filtro interior para poder empujarlo para fuera. Metiendolo en alcohol antes, puede resultar más fácil sacarlo. Después de la limpieza simplemente se empuja otra vez para dentro.

C) La sustancia más adecuada para la limpieza es alcohol etílico. Unas gotas deshacen la capita de resina en el tubo interior y permiten limpiarlo con un limpiador de pipa por ejemplo. Es aconsejable sumergir el filtro interior completamente en el alcohol etílico e incluso dejarlo en remojo un rato. Eso también ayuda a sacarlo con más facilidad. Si el filtro interior se ha ensuciado mucho, existe la posibilidad de limpiarlo con una llama que no produce hollín (mechero Vapbong!).

PREGUNTAS FRECUENTES

Durante cuanto tiempo tengo que precalentar el Vapbong y como puedo saber que ha alcanzado la temperatura de uso ideal?

Los intervalos concretos dependen de la fuerza de la llama y de la temperatura del entorno. Por lo general funciona así: al principio se aconseja acercarse a la temperatura de uso ideal en varios pasos, calentando más bien poco e inhalando después. Aunque no se puede ver el vapor en seguida, ya se puede percibir el sabor de los aceites etéricos. Repetir este procedimiento varias veces. En cuanto espirando sea visible el vapor se sigue inhalando, pero no se debe calentar más mientras que sea visible el vapor. Las tres claves para determinar el tiempo de precalentamiento adecuado son:

¡LA VISIBILIDAD DEL VAPOR, EL SABOR DE LO INHALADO Y UN POCO – PERO DE VERDAD SÓLO UN POCO – DE EXPERIENCIA!

Cual es la mejor manera de inhalar con el Vapbong?

Cerrando los labios bien alrededor de la boquilla, para que todo el aire inhalado pase por el aparato. Inhalar profundamente durante unos segundos, parecido a un buceador que respira a traves de una botella de oxigeno!

¿Porque siempre se me apaga el Vapbong?

Un Vapbong no se puede apagar, porque nunca se enciende (al no ser que un@ lo sobrecaliente…). Aunque no se puede apagar, su temperatura baja tanto después de unas tres inhalaciones profundas, que deja de producir vapor visible. En este caso simplemente hay que volver a calentar, hasta que espirando se vuelva a ver el vapor y por ello se haya alcanzado de nuevo la temperatura de uso adecuada.

¿El filtro exterior se ha quedado en el tubo exterior, que hago ahora?

Primero hay que sacar el filtro del tubo con un objeto adecuado (p.e. un destornillador). Después ponerlo en el tubo interior y usar la presión de los dedos para adaptarlo bien a la forma y al diámetro del tubo interior.

Opiniones de Vaporizador Vapbong Bolsillo

Opiniones


Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
Dejar opinion

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar